DESAFINADOS EN EL CONSERVATORIO DE MUSICA

La música salva, ha salvado a muchos. Hay quien la música mata, como lo hizo Matta, de nombre Noel, no él, sí, él, el fugaz presidente de la Junta de Directores del Conservatorio que se presentó ante el actual rector Pedro Segarra a pedirle la renuncia, y su carta de presentación fue: soy amigo de Ricky Rosselló, y aquí está el plan para Puerto Rico que debiste haber seguido. Como si en el plan hubiese una partitura que todos debieran tocar bajo la batuta del politiquero de turno.

Me da un flash back de los que así mismo ocurrió en WIPR-TV. Y pasa en la UPR, y se repite y se repite en el país: la maldita politiquería, corroyendo como un cáncer instituciones que deben servirle a TODOS los puertorriqueños, donde el criterio debe ser el talento y no el color de sus preferencias políticas. Los estudiantes y los profesores se tiraron a la calle y armaron un círculo de abrazo alrededor del Conservatorio, para protegerlo de la barbarie politiquera.

Yo les aseguro a ustedes que un joven que tiene un instrumento en su mano y desarrolla la disciplina que se requiere para llegar a un conservatorio es un joven que le hemos arrancado al vicio, a la calle, al crimen y lo ha ganado el arte, la sensibilidad, la cultura.

Hay que rechazar con toda la fuerza de nuestro espíritu estos asaltos truculentos a la cultura. ¡Qué bueno que el Noel Matta fue tan burdo que le pidieron la renuncia por vergüenza del señor gobernador! Esperemos ahora que tanto la Junta de Directores, como el que venga, afinen bien su voz y su pensamiento y creen la armonía en ese Conservatorio de donde han salido glorias de nuestra patria. Estaremos pendientes.  

Cuatro Mujeres Protagonistas

Leer más

OTRA VUELTA AL SOL

Leer más

MARULLO EDICIÓN ESPECIAL : La crisis de la Manada Azul

Leer más

Suscríbete a mi espacio

Nuevo contenido todas las semanas. Sé parte de la comunidad de pensadores.

Gracias! Su suscripción ha sido recibida!
Oops! Something went wrong while submitting the form