Crónica 10

La emotiva llegada a Santiago de Compostela no se puede describir en palabras.

La responsabilidad de ser instrumento de una experiencia de vida, como lo es hacer El Camino de Santiago para 112 personas, es muy grande, agotador a veces, tensa otras, pero siempre inmensamente gratificante.

Ver una pareja hacer la ruta tomados de la mano, sobre todo cuando él acaba de darle un riñón a su querida madre para un trasplante invita a dar gracias a la vida.

O cuando personas que no se conocían antes comparten la emoción de completar juntas los 115 kilómetros de ruta y jamás olvidarán ese momento.

Pero cuando ves a una persona que cada paso que da le duele hasta el alma, bajar las últimas escalinatas antes de llegar a la Plaza Obradoiro, frente a la Catedral de Santiago de Compostela, se te inundan los ojos de lágrimas, y con ellas se borran todas las excusas que alguien pudiera poner para no hacerlo.

Hay personas que se agarran de una inmensa fe cristiana para superar el cansancio y las dificultades, como Bevi, que cuando pensó que no podía más recordó el camino al Monte Calvario de Jesús, según me confesó, y recobró todas sus fuerzas.

A lo largo del Camino se van creando vínculos de afecto con los peregrinos quienes poco a poco se van convirtiendo en familia.

Luego que llegan, viene la emoción de ser parte de la Misa de los Peregrinos en la Catedral de Santiago de Compostela donde se encuentran con todos los peregrinos, en nuestro caso, los del Grupo I, II y III.

Inmediatamente después, a la foto tradicional frente a las escalinatas de la Catedral, esta vez, con los tres grupos y con las banderas de Puerto Rico, precisamente el día en que en tu lejano país se ha decretado un día para izar la monoestrellada.

Ya todos se retiran a descansar, en nuestro caso, para prepararnos para la llegada del Grupo 4 y con ellos, desde el próximo martes, completar 200 kms de Camino, que es lo que terminaríamos caminando Yéssica y yo entre los 4 Grupos. 200 kms, eso son 125 millas, lo que equivaldría a ir desde Mayagüez a San Juan, pero pasando por Ponce… en 9 días.

A continuación, los videos de la llegada del Grupo 3, no se lo pierdan.

 
 
 

CRÓNICA 13 del Camino de Santiago

¡Por fin llegamos al final del Camino!

Leer más

CRÓNICA 12 del Camino de Santiago

Hasta que el cuerpo aguante

Leer más

CRÓNICA 11

Conociendo un Santiago misterioso y caminando en la niebla

Leer más

Suscríbete a mi blog

Nuevo contenido todas las semanas. Sé parte de la comunidad de pensadores.

Gracias! Su suscripción ha sido recibida!
Oops! Something went wrong while submitting the form